“Tememos por las víctimas de violencia que están en cuarentena junto al agresor”

Publicado el miércoles, 25 de marzo del 2020 - 02:25 pm. Por: Joel Riveros

La Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad y Prevención de Violencias, que depende del Ministerio de Gobierno y está a cargo de Myriam Duarte, se vio en la necesidad de levantar la licencia de su personal en medio de la pandemia y abocarse a full a la contención de los ciudadanos a través de las distintas herramientas con las que cuenta.

Por un lado, el trabajo con las víctimas de violencia y con los victimarios, por el otro, la atención de consultas derivadas de la violación de la cuarentena obligatoria decretada por el Presidente Alberto Fernández.

“Como se hizo en la Línea 137 de Buenos Aires, levantamos las licencias temporalmente, porque se han multiplicado las llamadas. Es hasta que pase la situación crítica. Reforzamos el personal para dar respuestas a la multiplicidad de contactos”, indicó en una entrevista con ENFOQUE.

“Se incluyen en esto muchas llamadas que tienen relación con la violación de la cuarentena.  Cuando esto sucede, coordinamos con la Dirección de Seguridad de la Policía y ahí la fuerza de seguridad es la que actúa. Hemos recibido comunicaciones de toda la provincia”, precisó.

El escenario que se teme en la Subsecretaría es el combo entre el aislamiento obligatorio y la violencia. “Si hay una persona que sufre violencia y que está en cuarentena con el agresor, difícilmente pueda hacer una llamada a la Línea 137. Por eso, reforzamos la idea de que vecinos, parientes o conocidos, que estén al tanto de una situación delicada en un ámbito familiar, mantengan algún tipo de contacto con la víctima, vía llamadas o mensajes.  Sabemos que esas víctimas pueden vivir un alto grado de estrés”, indicó la funcionaria.

“De hecho, la situación de encierro genera mucho estrés y saca cosas desconocidas de las personas. Lo que insistimos es que la población esté atenta ante situaciones de violencia. Y que se contacte con nosotros”, solicitó.

Recordó que “hasta hace poco tiempo la Subsecretaría tenía solo herramienta de emergencias, como la Línea, las casas refugio y las pensiones a niños y niños víctimas de abuso sexual. Es decir, actuábamos cuando se llegaba a la última instancia. A partir de la Ley Primera 167, sancionada en octubre del año pasado, se transfieren a nuestra Subsecretaría las herramientas en materia de violencia en todos los aspectos. Esto quiere decir que ahora también podemos trabajar en lo que es la prevención, porque la sensación era que íbamos detrás del incendio”.

“Esto nos da el enorme desafío de trabajar en lo preventivo. Empezamos articulando con el Ministerio de Educación, con los municipios y otros organismos, como Salud Pública. La idea es trabajarlo en barrios, comedores y otros lugares con mucha asistencia de gente”, completó.

Duarte mencionó otra cara poco debatida de la problemática: qué pasa con los victimarios. “Siempre insistimos con la consulta, el apoyo y el acompañamiento a los agresores. La proporción de agresores que son psicópatas es muy mínima en relación a todo el universo de violencia que tenemos. En muchos casos se trata de conductas aprendidas que pueden ser desaprendidas, siempre que haya un reconocimiento del agresor que esto es un problema y a partir de ello poder trabajar con ellos”, sostuvo.

Finalmente, habló de los programas que está desarrollando la dependencia en toda la provincia: el de Fortalecimiento Institucional Municipal y el de Fortalecimiento de Instituciones Sociales. “Sobre estas últimas, se realizan capacitaciones específicas para acompañar a grupos familiares”, explicó.

“A nivel municipal queremos fortalecer los equipos comunales con personal específicos que aborden las problemáticas. Muchas veces hay desbordes por escasez de recursos humanos”, remató.

Enfoque Misiones